«

»

Sep 28

¿Es bueno llevar la cartera llena de tarjetas?. Consejos útiles para el buen uso de tus tarjetas.

tarjetas credito debito fidelidadVaya por delante que  cada uno es libre de decidir qué tarjetas lleva en su cartera.

Estamos viviendo una época en donde:

  • Todos los bancos nos quieren colocar su tarjeta de débito para que saquemos dinero del cajero y paguemos nuestras compras. Realmente lo que persiguen es que tengamos dinero en la cuenta ligada a las tarjetas y que domiciliemos en esa cuenta nuestros cobros y pagos, que usemos las tarjetas para que ellos obtengan comisiones interbancarias de otros bancos y si es de crédito que la usemos para aplazar/financiar nuestros pagos a unos tipos de interés superiores al 21%
  • Casi todas las tiendas o cadenas comerciales quieren darnos una tarjeta para fidelizarnos, es decir, que volvamos a comprar más veces a esa tienda, y a cambio nos ofrecen descuentos o puntos canjeables. Realmente lo que pretenden, además de que volvamos a comprar más veces es conseguir nuestros datos personas de e-mail, móvil, edad,  domicilio para poder enviarnos su publicidad al menor coste y además, analizar nuestros hábitos de compra, es decir poder saber: cuantas veces compramos, cuánto  dinero gastamos, qué compramos, etc.
  • Algunos bancos o grandes cadenas, ofrecen a sus clientes solventes tarjetas de Crédito o de pago exclusivo en esas tiendas para poder financiarles. Realmente lo que persiguen es clientes solventes a los que poder prestar dinero, nada más que al 21% TAE, como mínimo.

 

En este post vamos a dar algunas indicaciones para ayudarnos a decidir qué tarjetas llevar siempre con nosotros y como utilizarlas de un modo seguro.

A los españoles nos encantan los descuentos y eso lo saben los establecimientos y los bancos, por ello los usan ligados a las tarjetas.

Es frecuente que una tarjeta de gran cadena comercial,  nos de el 1% de nuestras compras en forma de vales canjeables, para hacer compras en el mismo establecimiento. Eso quiere decir que si en un gran almacén nos gastamos  unos 300 Euros al mes recibimos como premio unos 3 euros (2 cafés). Estamos de acuerdo en que “menos da una piedra” y bienvenidos sean los 3 euros al mes, pero que realmente nos fidelizan invirtiendo poco, y además,  no es difícil el que perdamos el bono descuento o que cuando lo vayamos a canjearlo haya caducado y que como sólo lo podemos utilizar comprando en esa tienda, el coste real para la tienda es menor que el importe del vale descuento, y ya que vamos a la tienda a gastarnos el vale, pues tienen oportunidad de que les compremos más cosas.

El objetivo es hacer que los clientes vuelvan a ir a la tienda y cuantas más veces, mejor.

 

Los criterios que recomendamos para decidir qué tarjetas llevar en la cartera son:

  • Usar preferentemente las tarjetas (crédito, débito o pago en establecimientos) que estén ligadas a la cuenta bancaria en la que recibimos nuestros ingresos regulares (nóminas, pensión, abono de facturas). Si usamos una tarjeta ligada a una cuenta que no usamos, deberemos estar atentos para que tenga saldo cuando las usemos o lleguen los cargos ya que podemos generar un “descubierto” que nos puede costar caro (más de 50 euros).
  • Usar siempre las tarjetas que nos aporten más valor añadido  (mayores descuentos en tiendas y de una forma más cómoda) o,  en el caso de tarjetas bancarias, que nos den los mayores descuentos (tiendas, gasolineras, etc.), que tengan los mejores seguros (en caso de robo, seguros de accidentes, etc.). Es frecuente que no conozcamos los seguros u otras ventajas  ligados al uso de las tarjetas bancarias, revisad los contratos o preguntad directamente en vuestro banco o tienda emisora de las tarjetas.

 Sacad de la cartera las tarjetas que no nos aporten ventajas o que estén ligadas a cuentas sin saldo.

  • ·Si te vas de viaje y/o te gusta ser precavido es buena idea:
    • Llevar más de 1 tarjeta, preferentemente de bancos distintos, para poder usar la de reserva en caso de que falle la principal.
    • No guardar la tarjeta de reserva en la misma cartera que la principal, porque si la extravío o me roban la cartera perdería ambas. (también es posible que se te olvide donde guardabas la tarjeta de reserva)

Otros consejos si eres usuario habitual de tarjetas:

  • Tener apuntados en un papel o en una nota discreta de nuestro móvil los números de nuestras tarjetas y el teléfono al que hay que llamar para anularlas en caso de robo o extravío. Curiosamente el teléfono suele venir en el reverso de las tarjetas, que no podremos leer cuando llamemos para bloquearlas en caso de pérdida/robo.
  • Si tienes 2 tarjetas una de crédito y una de débito, y tienes que hacer un pago en una máquina desatendida, por ejemplo un parking, una máquina expendedora de billetes de metro,  un cajero, etc. Trata de utilizar siempre la de débito o la que te cause menos problemas si la pierdes, porque si la máquina “se la traga” siempre te quedará la otra.
  • Conocer los costes de renovación de las tarjetas. Sobre todo en tarjetas bancarias es muy frecuente el que la tarjeta sea gratuita el primer año, o al menos parece gratuita, pero que luego tiene una comisión de renovación al cabo del año.
  • Conocer los límites de utilización diario, semanal, mensual, para sacar de cajeros o para pagar compras. Si no conocemos esos límites es posible que nos llevemos una desagradable sorpresa al ir a pagar en una tienda o al ir a sacar dinero a un cajero en un momento en que realmente tenemos necesidad de disponer efectivo.
  • Si vas a utilizar tu tarjeta para hacer pagos por internet, en muchos bancos, es necesario que, previamente, hayas registrado la tarjeta para operar por internet, ya sea asignándole una clave específica o facilitando un teléfono móvil al que enviaran un SMS con una clave que debes aportar en el momento de hacer tu compra.
  • La información de tu número de tarjeta no hay que publicarla y facilitarla a todo el que nos la pida. Hay app’s de teléfonos móviles que guardan tu número de tarjeta, nuestra recomendación es que la borres después de usarla, igualmente, hay tiendas de internet, por ejemplo Amazon, que permite el que dejes guardada en tu perfil de cliente el número de la tarjeta, para facilitarte futuras compras. Nuestra recomendación es que borres el número de tarjeta. Algo parecido sucede con el número de tarjeta que se queda grabado al darnos de alta en Paypal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *