«

»

Jul 29

¿Qué hago con mis ahorros? – ¿En qué los invierto?.

Donde Invertir mi dinero¿Qué hago con mis ahorros? – ¿En qué los invierto?.

Si te interesa este tema, ¡enhorabuena!, eso quiere decir que, aunque estamos en época de crisis económicas y paro galopante, eres un afortunado que tiene ahorros y  de momento no prevés que los tengas que utilizar, por eso los quieres invertirlos y obtener algo de rentabilidad, para, como dicen los expertos, al menos compensar la depreciación de la inflación que de momento está estimada en un 1,4% para el 2013.

No parece muy difícil  ni arriesgado conseguir  batir el 1,4% aunque con el 21% o más de  IRPF que nos han colocado, necesitaríamos tener una cuenta o un depósito que al menos nos diera un 1,4 / (1 -0,21)= 1,77%

Como todos sabéis, mientras el Banco Central Europeo siga con su “barra libre de liquidez”, prestando a los bancos al 0,5% (prestamos a plazo de 1 día) y el Banco de España, recomendando, que no exigiendo por escrito,  que los bancos no paguen por sus depósitos a clientes a plazo de 1 año más del 2%, los bancos no tienen necesidad de pagar altos tipos de interés para conseguir que los ahorradores les lleven dinero, las rentabilidades que nos ofrecen en  las cuentas a la vista remuneradas y los depósitos a plazo mínimo de un año, salvo algún banco extranjero, no superen el 2%, que aunque es bajo, sirve para,  vencer a la inflación prevista. Por el momento nos olvidamos de las remuneraciones del 4% y superiores que podíamos obtener por nuestros depósitos hace menos de 1 año.

Todos los inversores saben, que obtener altas rentabilidades por nuestro dinero es “un deporte de riesgo”, es decir, que en nuestro empeño por obtener mayores rentabilidades podemos incurrir en riesgos que nos pueden hacer perder parte del dinero invertido.

Hay muchas personas que se consideran expertas en inversiones, aunque yo de esos, solo me fiaría de aquellas que realmente se han hecho ricas con sus inversiones, que no son tantos, y de esos deberíamos descartar a los que se hayan hecho ricos por un golpe de fortuna o de azar, que también los hay.

Acertar con nuestras inversiones y ganar dinero es posible pero no es simple, ganar mucho dinero invirtiendo es muy complicado y  muchos que arriesgaron más de lo que debían perdieron bastante en el intento, la única fórmula conocida para no fallar en nuestras inversiones es tener una “bola de cristal” que nos permita adivinar el futuro, o mejor aun, tener el dinero y/o el poder suficiente para influir en “los mercados” y hacer que las cosas sucedan como mejor les vaya a tus inversiones.

En vista de este panorama, nuestro consejo es invertir sólo el dinero que prevemos no vayamos a necesitar durante el plazo de la inversión, hacer preferentemente en inversiones no arriesgadas (cuentas remuneradas depósitos), si queremos tener opciones a un poco mas rentabilidad tenemos que irnos a plazos superiores y a inversiones en letras del tesoro o deuda de empresas (letras, bonos obligaciones), si queremos ser algo más arriesgados para poder acceder a conseguir mayores rentabilidades  (y también con riesgo de mayores pérdidas) entonces podemos entrar en el mundo de los fondos de inversión  o invertir en renta variable (bolsa).

En el resto de este post vamos a analizar las distintas opciones y a analizar las posibilidades que nos ofrecen y los riesgos que corremos, para que cada uno elija el producto que mejor se adapte a eso que llaman “su perfil de riesgo” o mejor aun “su apetito de riesgo”. Para hacer el análisis nos basaremos en lo que decíamos en www.teayudocontubanco.com en el apartado de Qué debes saber sobre tus inversiones”

1.    Cuentas remuneradas.

Es la opción más sencilla que ofrecen muchos bancos, se pueden conseguir rentabilidades de hasta el 1,5% TAE, y casi sin correr ningún riesgo.

Plazo: No tiene, son inversiones a la vista que podemos cancelar cuando queramos

Liquidez: Total, puedo disponer de mi dinero cuando quiera

Riesgo de pérdida del capital invertido: Si quiebra el banco en que tengo mi cuenta, en teoría, el Fondo de Garantía de Depósitos (FDG), protegería mis inversiones hasta 100.000 euros. Después de lo sucedido en Chipre, esta protección del FGD ha perdido credibilidad.

Riesgo de emisor: Idem que el anterior

Fiscalidad: Los intereses generados por la cuenta corriente tendrán una retención del 21% hasta 6000 euros, del 25% la parte que supere los 6000 hasta 24.000 euros y la parte que supere los 24.000 cotizara al 27%

 

2.    Depósitos a la vista.

Se pueden contratar en casi todos los bancos, se pueden conseguir rentabilidades del orden del 2% TAE a plazos de 1 año o 13 meses sin grandes complicaciones, hay algún banco extranjero que ofrece el 3% TAE.  Es, junto con las cuentas a la vista, la opción mas segura, no obtengo grandes rentabilidades, pero tampoco corro el riesgo de perder mi dinero invertido.

Plazo: Aproximadamente 1 año

Liquidez: Depende de las cláusulas del contrato, en general se pueden cancelar antes del vencimiento, pero pagando una penalización que, como máximo será igual a los intereses generados hasta el momento de la cancelación.(nos podemos quedar sin intereses) ). Ibanesto acaba de lanzar una campaña, sólo para dinero nuevo (que no estuviera antes en el Banesto) al 2% hasta diciembre 2013  con liquidez total(coste de cancelació 0)

Riesgo de pérdida de capital: La inversión en depósitos no pone en riesgo nuestro capital y podemos conseguir intereses adicionales.

Riesgo del Emisor: Si quiebra el banco en que tenemos nuestros depósitos, según la normativa en vigor, el FDG nos garantizaría que podemos recuperar hasta 100.000 euros de nuestros depósitos.

Fiscalidad: Los intereses generados por el titular del depósito tendrán una retención del 21% hasta 6000 euros, del 25% la parte  que supere los 6000 hasta 24000 euros  y la parte que supere los 24000 cotizará al 27%

 

3.    Deuda pública española.

Nos permite obtener rentabilidades, un poco mayores que los depósitos, hasta cerca del 4%, pero ha plazos mucho mayores (10 años), lo podemos contratar en muchos bancos y también en internet, directamente al tesoro www.tesoro.es  aunque tendremos que dar una cuenta nuestra de un banco español de la que seamos titular.

Estas son las rentabilidades que mostraba hoy el Tesoro en su página web.

 Rentabilidades_letras_tesoro

Plazos: Los que se ven en el cuadro anterior.

Liquidez: Si queremos vender antes del vencimiento hay que acudir al mercada secundario, pudiendo obtener más o menos dinero que el que invertimos, dependiendo de la rentabilidad de nuestra letra o bono cuando lo compramos en relación con la rentabilidad de las emisiones actuales, si nuestra letra/bono es de una rentabilidad superior a la actual obtendremos más dinero que el que invertimos, pero si la rentabilidad actual es superior obtendremos menos dinero del que invertimos .

Riesgo de pérdida de capital. No salvo que tengamos que venderlo antes del vencimiento en el mercado secundario o quiebre España (Riesgo de emisor)

Riesgo de emisor: Es el Estado Español, si quiebra o suspende pagos nos quedaremos sin parte de nuestro capital y puede que sin cobrar intereses. Por ejemplo en Grecia hubo una “quita” que afectó a los inversores en deuda pública griega.

Fiscalidad: No tienen retención en origen como los depósitos pero sí hay que declarar los intereses en la declaración anual del IRPF cotizando igual que los intereses de los depósitos al 21%, 25% o 27% según los tramos que explicamos anteriormente.

 

4.     Deuda o bonos de empresas (también llamado renta fija privada o deuda corporativa)

Las emisoras son grandes empresas, del tipo de Telefónica, Repsol, Iberdrola, etc. que se financian a través de la emisión de estos bonos, es como si le prestáramos dinero a la empresa y esta a cambio nos paga periódicamente los intereses periódicamente mediante “el pago de un cupón”. En general son a plazos superiores a 3 años y suelen pagar tipos de interés ligeramente superiores a los de la deuda pública española. Hay que leer bien los detalles de la emisión porque hay emisiones de bonos u obligaciones que en lugar de devolvernos a la fecha de vencimiento nuestro capital invertido en dinero, nos lo dan convertido en acciones de la compañía (esto puede ser bueno o malo, pero le añade un riesgo adicional). Para invertir en ellos hay que estar atentos a la publicidad de las emisiones y se pueden contratar en los bancos que aparecen como “colocadores” o “comercializadores” y en agencias de valores como Renta4 que también tiene acceso al mercado secundario, asunto muy interesante si queremos vender el bono antes del vencimiento  o si queremos comprar un bono cuyo periodo de emisión ya se cerró.

Plazo: Depende de las emisiones pero suelen ser a plazos superiores a 3 años

Liquidez: En general no tienen, salvo que coticen en el mercado secundario y encontremos un comprador para nuestros bonos al precio que tengan en ese momento en el mercado, que puede ser superior o inferior al precio al que nosotros le compramos.

Riesgo de pérdida de capital: No, salvo que, al vencimiento nuestro capital nos lo devuelvan convertido en acciones cuyo precio oscilará al alza o a la baja. El mayor riesgo es que  quiebre la empresa emisora del bono.

Fiscalidad: Los intereses generados por el titular del depósito/bono estructurado tendrán una retención del 21% hasta 6000 euros, del 25% la parte  que supere los 6000 hasta 24000 euros  y la parte que supere los 24000 cotizará al 27%

Riesgo de emisor: Este es el punto a analizar, hay que saber en qué situación se encuentra la empresa financiera que emite los bonos. Si la empresa emisora quiebra o suspende pagos nos quedaremos sin nuestro dinero invertido y sin los intereses. Nuestra recomendación es invertir sólo en empresas conocidas y solventes. Las empresas que emiten bonos lo hacen porque les permite financiarse a unos tipos de interés más bajos que a los que les prestaría el dinero los bancos y a unos plazos superiores.  Hay que desconfiar de bonos a tipos de interés muy por encima de los tipos de interés del mercado (7 %u 8%). Las emisiones de bonos comercializados en España están supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Es muy útil ir a la web www.cnmv.es  y leer sus notas.

Fiscalidad: Los intereses generados por los intereses del bono tendrán una retención del 21% hasta 6000 euros, del 25% la parte  que supere los 6000 hasta 24000 euros  y la parte que supere los 24000 cotizará al 27%

 

5.    Inversiones en Bonos estructurados o depósitos estructurados.

Aunque existen diferencias entre los bonos estructurados y los depósitos estructurados, desde el punto de vista del inversor el funcionamiento es casi el mismo.

A nosotros en www.teayudocontubanco.com no es un tipo de inversión que nos guste por su riesgo inherente, porque su funcionamiento es difícil de comprender por el no experto y porque la publicidad de los mismos suele poner el foco en la rentabilidad, en general elevada, que se podría obtener si sucedieran determinados evento, y suele ocultar, no dando casi importancia a que si no se cumplen esos eventos nuestra rentabilidad puede ser cero o incluso perder parte del capital invertido.

En estos productos, la rentabilidad que se obtenga depende de que se cumplan o no determinados supuestos, podríamos decir que su funcionamiento es como apostar a que suceda determinados eventos, por ejemplo que la evolución de una acción o un grupo de acciones no baje varios años consecutivos en unas fechas determinadas. 

Si decidimos invertir en ellos, nuestra recomendación es que se haga, sí y sólo si esta asegurado que vamos a recuperar el 100% del  capital invertido al vencimiento.

Es muy difícil generalizar el funcionamiento de este producto pero podemos decir que:

Plazo: En general superior a los 3 años aunque una de las condiciones puede ser que si se cumple un evento, entonces se cancelan al final del primer año.

Liquidez: Si se cancela anticipadamente es al precio que tenga el producto en ese momento en el mercado.

Riesgo de pérdida de capital: En general el capital invertido no está garantizado, salvo que sea de capital garantizado que lo estaría a la fecha de expiración de la garantía (ni antes ni después).

Riesgo de emisor: En caso de quiebra del emisor, nuestra inversión debería estar garantizada por los activos en que se materializa la inversión, salvo que la entidad emisora.del depósito o bono estructurado haya hecho una estafa y se hayan quedado con el dinero sin invertirlo en nada (caso Madoff).

Fiscalidad: Los intereses generados por el titular del depósito/bono estructurado tendrán una retención del 21% hasta 6000 euros, del 25% la parte  que supere los 6000 hasta 24000 euros  y la parte que supere los 24000 cotizará al 27%

 

6.     Inversiones en Fondos de inversión.

Ya hablamos de este tipo de inversiones en nuestro apartado de la web ¿Qué debo saber sobre mis inversiones en fondos de inversión?. Lo importante es saber que existen fondos de multitud de tipos, que invierten nuestro dinero en: activos de renta fija, activos de renta variable, en  deuda pública española o extranjera, en deuda de empresas. También hay fondos garantizados que nos garantizan que, al menos, a una fecha dada recuperaremos e el  capital invertido y fondos con garantía de rentabilidad que no solo nos garantizan el capital sino una rentabilidad, etc.

Los puntos fuertes de los fondos son:

  • Nos permiten invertir en activos que a título individual sería complejo invertir (bolsas extranjeras, emisiones de bonos reservadas a inversores institucionales, Deuda de países extranjeros, etc.).
  • En teoría están gestionados por expertos (que también se puedem equivocar) y nos cobran una comisión de gestión por su trabajo.
  • Fiscalidad: No se pagan impuestos hasta que no se cancele la inversión (se demora el pago de impuestos por las plusvalías generadas) y volvamos a tener el dinero en nuestra cuenta.  Están exentos de pago de impuestos los traspasos entre fondos incluso aunque estos sean de una gestora diferente (diferente banco)
  • Liquidez, que nos permite cancelar la inversión cuando lo necesitemos.

 

Los puntos débiles de los fondos son:

  • Nos cobran unas comisiones (gestión, depósito y en ocasiones suscripción y depósito) que se restan de la rentabilidad del fondo. Las comisiones nos las cobran siempre incluso cuando nuestra inversión da pérdidas.(La gestora del fondo nunca pierde). Es decir para que nuestra inversión de fondos nos de beneficios, estos deben superar los costes de estas comisiones. Preguntar siempre por el importe de estas comisiones, que deben estar reflejados en los documentos informativos del fondo.

 

  • Salvo los fondos de capital garantizado, nuestro capital invertido no está garantizado, e incluso en el caso de los garantizados nuestro capital estará garantizado en la fecha de la garantía (en general 3 o más años después de nuestra inversión)
  • Los fondos que invierten en renta fija, pueden generar pérdidas, porque los activos en los que invierte se valoran diariamente y no a vencimiento.

 

Y además  en relación con los fondos debemos saber  que:

 

En general cada banco vende fondos de su gestora excepto algunos bancos o sociedades de valores que comercializan fondos de otras gestoras, un ejemplo de esto son Inversis, Citibank o Renta 4. Esto nos posibilitaría comprar fondos de gestoras domiciliadas fuera de España (por ejemplo Luxemburgo), lo cual protegería nuestras inversiones en caso de una hipotética (actualmente poco probable) salida de España del Euro con su posterior “corralito” y devaluación de la “nueva peseta respecto del Euro”.

 

No podemos hablar de rentabilidades esperadas en fondos, salvo que sean de rentabilidad garantizada.

 

Atención:

Actualmente se están comercializando fondos que publicitariamente los califican como de “Rentabilidad objetivo x%”, hay que ser cuidadoso con la interpretación que se hace de esa publicidad,  porque esa rentabilidad objetivo, no garantiza, en absoluto, que vayamos a obtenerla. Mirad lo que dice la CNMV sobre este asunto

 

Plazo: En general no tienen, pudiendo cancelar la inversión cuando queramos.

Liquidez: Sí. Hay que tener presente que en un fondo de inversión garantizado, si cancelamos antes de la fecha de la garantía, no tendremos derecho a exigir que nos mantengan el capital.

Riesgo de pérdida de capital: Sí, salvo que sea garantizado y sólo en la fecha de la garantía (ni antes ni después)

Riesgo de emisor: El riesgo es con la entidad gestora (no con el Banco) la inversión es segura porque está invertida en activos, pero hay casos como la famosa estafa  de la gestora de Madoff  en USA en la que los activos no se invertían en nada y los partícipes perdieron su dinero. Hay que invertir siempre en gestoras de bancos o de sociedades de valores conocidos y huir de los denominados “chiringuitos financieros”, en caso de dudas consultar la web de la  CNMV que es el regulador en España de este tipo de inversiones .

Fiscalidad:

Como dijimos anteriormente hay que pagar impuestos en el momento de la venta de las participaciones del fondo tributando por la plusvalía ( diferencia entre el valor de compra y valor de venta) al tipo de 21%,25% o 27%. Las minusvalías se pueden aplicar sobre las plusvalías obtenidas en otros fondos de inversión hasta en 4 años posteriores a la fecha en que se hayan producido.

 

7.    Inversiones en renta variable.

Es lo que habitualmente se conoce como invertir en acciones de empresas cotizadas o más coloquialmente “jugar en bolsa”. Es la inversión más arriesgada y por lo tanto la que nos permitirá obtener mayores beneficios o mayores pérdidas.

Sólo hay que invertir el dinero que “nos sobre”.  Las inversiones las podemos canalizar a través de nuestro banco habitual o trabajar directamente con una Sociedad de valores .

Debemos decidir si queremos invertir en valores de bolsa españolas o en bolsas extranjeras (no todos los bancos nos permitirán invertir en bolsas extranjeras).

Las operaciones de compraventa de acciones en bolsas española están sujetas a 3 comisiones: comisión del banco, corretaje de la agencia de valores y canon de la bolsa y además el banco nos cobra una comisión de custodia de los valores que tenemos depositados en nuestra cuenta de valores. Si te estás planteando invertir en bolsa es importante que:

  • Compares las comisiones de las operaciones de compra venta y de custodia. De bancos  y sociedades de valores.
  • Mires qué facilidades te ofrecen para operar por Internet. (Bankinter, Inversis, Renta 4 tienen buenas aplicaciones para operar por internet)
  • Te asegures si el banco elegido o la Sociedad de Valores opera en las bolsas y mercados en los que tú quieres operar
  • En caso de duda, consultes a la CNMV. De nuevo huir de las inversiones a través de los “chiringuitos” financieros.

Plazo: No hay

Liquidez: Sí, puedo intentar vender mis acciones cuando lo deseo y en general, salvo que sea unos valores muy extraños, se consiguen vender al precio que tengan en ese momento en el mercado.

Riesgo de pérdida de Capital: Si

Riesgo de emisor: Sí, por la compra de una acción de una empresa, hemos pasado a ser propietarios de una parte de esa empresa, para lo bueno y para lo malo. Si la empresa va bien ganaremos dinero por la revalorización de nuestras acciones y por los dividendos que nos paguen, y si va mal sucederá lo contrario, se depreciarán y no cobraremos dividendos.

En resumen, el catálogo de productos en los que invertir, no se acaba aquí hay muchos  más, Te recomendamos que leas siempre la documentación del producto y su publicidad, si no la entiendes no inviertas, y como siempre, si quieres que te ayudemos, contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *